(34) 626019527

Nosotros - Fisioterapia Pintado

FIBRÓLISIS DIACUTÁNEA

La fibrólisis diacutánea es un método de tratamiento no invasivo de las algias traumáticas o inflamatorias del aparato locomotor. Su iniciador fue Kurt Ekman, fisioterapeuta sueco que fue colaborador de James Cyriax en los años posteriores a la II Gu

Para desarrollar su técnica se basó en el masaje transverso profundo de Cyriax. En la actualidad esta técnica la desarrollan J.Burnotte y P.Duby, fisioterapeutas belgas fundadores de “G.E.R.F.D.” (Groupe d’Etude et de Recherche en Fibrolyse Diacutanée)

Ekman se dio cuenta de las dificultades que presentaba para  nuestros dedos el acceso a adherencias y planos profundos. Por eso, desarrolló una serie de ganchos en acero que facilitaban el acceso en profundidad. Cada gancho es diferente para abordar los diferentes relieves anatómicos y consta de una espátula que permite reducir la fuerza por unidad de superficie y así no producir tanta irritación sobre la piel del paciente. 

El tratamiento con esta técnica conlleva 3 fases sucesivas: 

- La palpación digital. 

- La palpación instrumental. 

- La fibrólisis propiamente dicha.

La palpación digital se realiza con la mano que no tiene el gancho y sirve para objetivar a groso modo las zonas a tratar. 

La palpación instrumental se realiza con el gancho y permite la localización precisa de las adherencias o de los corpúsculos fibrosos. La espátula se coloca paralelamente a las fibras tisulares. Los movimientos con el gancho deben ser lentos y anteroposteriores. “La impresión palpatoria instrumental se traduce de una parte por una resistencia momentánea, seguida de un resalte al pasar sobre un cuerpo fibroso, y de otra parte por una resistencia seguida de una detención brusca al encontrar una adherencia”. 

La fibrólisis propiamente dicha consiste en la parte final de la palpación instrumental. Consiste en una tracción suplementaria destinada a elongar hasta romper las fibras conjuntivas de la adherencia o en un desplazamiento hasta alisar el corpúsculo fibroso.

Los efectos que se le suponen a la fibrólisis diacutánea son de tipo mecánico, circulatorio y reflejo.

El tratamiento está basado en un abordaje de tipo centrípeto en presencia de un dolor localizado en un lugar concreto. El terapeuta inicia su búsqueda palpatoria manual en las regiones alejadas del foco, pero con una relación anatómica estrecha desde el punto de vista mecánico, circulatorio o nervioso. Este concepto permite evitar la trampa de un tratamiento sintomático del dolor y de provocar una agravación del mismo por un efecto rebote.  También se evitan las posibles recidivas tratando las zonas que son los puntos de partida de la organización de los esquemas de tensiones mioaponeuróticas.